Divagaciones y más...

Relato libre

Entran por la ventana los primeros rayos de sol. Se nota que está cambiando la estación, cada día salen antes.
Pipipipi, pipipipi, pipipipi…
Ahí está, otro nuevo día que comienza.
Odio ese despertador.
¿Qué raro, no hay ruido? Se va a dormir, ya lo verás, y llegará tarde, otra vez.
Vamos allá. Me levanto del sofá y voy hasta la habitación. María sigue durmiendo. Me subo a la cama de un salto y empiezo a ronronear, suelto un par de maullidos suaves y me acerco a su cara. Huelo el pelo enmarañado que le cae por la frente y luego su pequeña nariz. Se mueve, le estoy haciendo cosquillas con los bigotes. Le lamo la nariz y… parece que reacciona. Se mueve. Me habla.
Me tumbo con ella, echa un ovillo, me acaricia la cabecita, detrás de las orejas, la barriguita…
Todo está tan calentito y tan blandito…que gusto.
Pipipipi, pipipipi, pipipipi…
Se acabó lo bueno.
Me da un beso en el cogote gatuno y se va a la ducha.
Pss, no sin antes echarme de comer.
¡Miau!

2 comentarios sobre “Relato libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s