Divagaciones y más...

Muchas mentiras

La publicidad en su mayoría es un engaño. Es una afirmación un poco radical, pero…bastante cierta.

Soy de esas personas que cuando van a comprar miran la etiqueta de los productos. Hubo una época en la que me dio por leer que era cada ingrediente. Por buscarlo, me refiero. Los números E-, los productos que contenían algún ingrediente potencialmente cancerígeno pero al ser en una medida muy pequeña se permite, etc.. Mucha información.  De esa que te hace plantearte en que planeta vives.  Dicho esto…

Cuando compro se lo que compro. No siempre compro cosas sanas, pero lo intento. Consumir todo lo que me puedo permitir ecológico, comprado en tiendas especializadas, donde me fío de los productos. Y como digo, mirando los componentes. Eso no quita que un día o dos coma cosas no sanas, pero soy consciente de lo que hago y otro día lo puedo compensar.

Veo que se pone de moda cuidarse, comer bien y de buena calidad, el tema vegano y respeto al medio ambiente y los animales pero….una vez más las modas lo rompen y corrompen todo.

No me fío de las empresas que hasta ayer, que se puso de moda el tema cuidarse, usaban malos ingredientes en sus productos y hoy como la opinión púbica aprieta, lo quitamos y te ponemos que no lo lleva, y hacemos un anuncio para que pienses que nos preocupamos por tu vida y tu salud. No me lo creo. Entonces por qué lo utilizásteis? Ayer era igual de malo. Pero si te lo comes y no protestas…ellos no dicen nada.

No me fío de esas empresas que venden productos cárnicos y luego me quieren vender embutido vegano. Lo vi el otro día en el super, lo cogí, miré la etiqueta y…¡madre mía! eran todo números E-. Si una persona se quiere cuidar y quiere ayudar comiendo un día o a menudo productos no animales, y le dan eso??!! Por favor.

No todas las empresas quieren solo vender. Hay negocios que se fundan para ofrecerte algo, porque la persona cree en ello. Por mi parte intento frecuentar esos lugares, ya sean tiendas de alimentación, cervecerías o talleres. Pero tengo claro que es lo que quiero fomentar. Yo se que los huevos que compro son de gallinas libres, y lo se porque me fío de quien me los vende y por como saben. Pero no me fío de la multinacional que me saca un producto para ocupar ese nicho de mercado, porque existe, no porque crea en lo que está haciendo. Y cuando también venden huevos de gallinas maltratadas.

Como la moda de los champús sin sulfatos. Te sacan una línea sin sulfatos, y el resto qué? Seguís envenenándolos porque no saben lo que son? O el desodorante sin aluminio o los parabenos en las cremas o geles de ducha. Te sacan una línea sin ello y el resto éle… que se jodan si no saben los efectos que produce en uno?

No nos damos cuenta de la causa-efecto porque pasa mucho tiempo entre ellos? No vemos la relación?

Por otra parte tenemos los estudios que dicen que un ingrediente o algo no es bueno y otros estudios que dicen que sí lo es. ¿Cómo se come eso? No habíamos quedao en que la ciencia era el súmmun. Pero ahora resulta que la ciencia se vende. Entonces? Como creerme nada.

Pasa, a veces que de pronto sale un comunicado para retirar algún medicamento o producto del mercado. Si es nuevo…pero a veces son productos que llevan muchos años en circulación. ¿No pasan controles de calidad? ¿O ya eran tan evidentes las consecuencias que salió a la luz?

Cada vez que veo anuncios, cosa que intento evitar a toda costa, se me vienen cientos de entradas a la cabeza, una por anuncio. Quizás empiece una categoría anti publicidad engañosa XD

Si os interesa el tema de la alimentación tenéis mucho en YouTube. Buenos documentales. Y mucha información. Vivimos en la era de la información. Informaros y formaros vuestra propia opinión, ni la mía ni la de nadie. Buscar vuestra propia verdad, pero no os conforméis apáticos con lo que hay. Salvo que estéis genial y os encante lo que hay…entonces..disfrutar 🙂

Anuncios

11 comentarios sobre “Muchas mentiras

  1. Sobre esto que escribes hay para una enciclopedia.
    Hace un tiempo hablé con un amigo que trabajó en el campo. Algunos de sus clientes tenían cultivos ecológicos. Pero le echaban “mierda” (productos químicos). “A ver, tienen menos que los normales, pero si no le echas absolutamente nada, la producción es bajísima o se pierde”, le decían. Por supuesto dichos productos los tenían escondidos(por el tema de las inspecciones, ya que encima cobraban ciertas subvenciones).
    La cosa es que hemos llegado a un punto que, salvo que tu lo plantes/cries/hagas, no sabes lo que te estas metiendo para el cuerpo. Y por tanto, pues lo que dices. Cuidarse uno lo mejor que sepa y pueda, y, de vez en cuando, darnos un “caprichito” (en forma de tocino de cielo, por ej; ¡jajajajaja!)

    ¡Un saludo Rebe!

    Le gusta a 3 personas

    1. Jaja los caprichos que no falten. Si no…pierde todo el sentido 😉
      He oído mucho sobre el tema de cultivos ecológicos con pesticidas. Los habrá, no digo que no.
      Además los cultivos están en la tierra, debajo del cielo, con muchísima contaminación, de plásticos, coches, aviones, etc… Así que sano sano, ya no hay nada.
      Pero creo que cuanto más natural o ecológico, mejor, más nutrientes y mejor sabor.
      Puedes fiarte o no. Pero no hay nada mejor que probar. Lo bueno no sabe igual que lo no bueno.
      Yo cultivo muchas cosas en mi terraza. Todo lo que hay, plantas ornamentales, alimenticias y árboles, es todo ecológico o natural. (No tengo certificados evidentemente porque no me dedico a ello, es para mi) pero lo hago todo de forma natural. Y las fresas, por ejemplo, además de estar increíbles, como nada que haya probado, dan muchísimas. Hay mucha producción. No veo la necesidad de echar nada químico.
      Al menos, esta es mi experiencia. Sabe mejor, para la tierra es mejor… yo lo tengo claro.
      Gracias por comentar y compartir tu opinión.
      Abrazos ^^ 🌻

      Le gusta a 1 persona

  2. Muy buena entrada

    Desde que tengo uso de razón y me ocupo de mi compra,compro con cabeza.Lo mas sano que puedo,de temporada,mirando los ingredientes,etc
    Hace meses dejé de comer carne.No quiero ser partícipe de los abusos de los mataderos. Y buaj,se me abrió un mundo,bueno y malo.Un bote de judías blancas ecológicas 3€, un bote de judías blancas marca blanca 0,30€; ahí nos están estafando.Cultivé muchos años mis huertos, y me rio yo de lo del sello ecológico, que si pagas te lo dan. Puedes cultivar muy ecológico, pero si no tienes dinero para el sello, ahí te quedas. Y el vecino del campo de al lado, que sulfato con las marcas que dicen los del sello ecológico, y que tiene los 10,12,15 mil euros, o lo que piden ahora, le darán el sello para vender ecológico.
    Me rio yo de ir al mercado ecológico el sábado y comprar judías verdes en diciembre. Aparte de ecológico,hay que ser ético.
    La gente se equivoca mucho con que comer sano es comer productos que lleven el sello ecológico.
    Comer sano es comer natural. Comer sano es comer productos de temporada,no de invernadero, que habrán tenido que tener unos cuidados especiales para salir adelante, y las cualidades organolepticas (No sé si se escribe así lo q quiero decir), serán diferentes o nulas porque no habrán madurar siguiendo su ciclo natural,tanto de tenporada como de ciclo.
    No solo hay que comer ecológico, hay que comer natural,de proximidad,de temporada.
    Aunque vivamos en una sociedad de consumismo y de comodidad, es preferible cocer el caldo una hora para hacer sopa, que no comprar el brick de un litro,que lleva conservantes,colorantes y a saber qué cosas más.

    Un día leí un artículo en el periódico no hace mucho,de que los muslitos de mar llevan de todo menos productos del mar…a saber que nos estamos comiendo,con eso y con todo.

    Lo dicho, hay que comer natural,de proximidad,de temporada,y dejarnos de precocinados,cocinar, que es muy bonito y agradecido.☺️

    Le gusta a 3 personas

    1. Con el tema de lo ecológico, como en todo donde se ha visto negocio, hay que tener cuidado como dices, porque también engañan.
      En mi caso la tienda en la que compro se abrió con el mismo principio del que hablas tú. Comida de verdad, de la de toda la vida y en temporada.
      Para mi es importante confiar en quien me vende, porque confió también en la calidad de productos que me ofrecen.
      Gracias por tu aporte.
      Abrazos ^^ 🌌

      Le gusta a 1 persona

  3. Completamente de acuerdo con todo lo que dices.

    Precisamente, preocupado por todos estos temas de los que hablas, el año pasado leí “El libro negro del consumo” (Jordi Sabaté, 2018).

    Un gran libro, es cierto, pero que puede causarte muchos problemas si eres algo sensible (bien de corazón, bien de escrúpulos). En este caso, no te lo recomiendo. Pero si quieres informarte, me parece una gran opción.

    Sobre todo, y es lo que más me gusta del libro, es su labor desmitificadora. Porque hay muchas ideas comunes y prejuicios, incluso en el lado que creemos ser el correcto… (?) Sí, efectivamente: ¡glup!

    Si no tienes pensado leer el libro, o aun queriendo no tienes presupuesto, puedes leer la entrevista que le hicieron a su autor cuando lo publicó:
    https://www.eldiario.es/catalunya/empresas-interesa-consumo-racional-pagamos_0_747526325.html

    Si lo lees, estaré encantado de oir/leer tus comentarios.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s