Vida

Esperando a que pase el vendaval

Está siendo uno de esos momentos densos, densos…

No se si soy yo sola o le pasa a alguien más, pero me está costando lo suyo, este mes.

Me falta, a parte de la energía, las ganas. Se juntan cosas…Y yo, yo siento que me desbordo.
Que ando con los «nervios de punta», el mínimo roce, me saca de mis casillas.
Como si, mi yo mala, hubiera tomado el control.

Una yo sin ganas, apática, irascible y mal humorada.

En otros momentos de mi vida, estos cambios, así, casi si ton ni son, me habrían agobiado, y no es que ahora esté siendo una fiesta, pero… Lo voy llevando.

No me sale hacer las cosas de siempre, porque no me sale nada. Estoy yerma.

Toca paciencia, no dejarme ir demasiado en esta corriente oscura, e ir gestionando y afianzando los recursos que ya tengo.
Pero…como si viniera un temporal…no queda mucho por hacer, más que cerrarse bien, y esperar a que pase la tormenta. Y en esas estoy… Esperando a que pase el vendaval.

Y hablando de aire….el tiempo, aunque cálido, está bastante ventoso, y sabéis qué? Por lo que sea, el aire es una energía que me enerva sobre manera. (Intento trabajármelo, pero…me está costando) Llevamos más de una semana con viento, viento consistente. Tanto, que han volado la mayoría de macetas y plantas que tengo. Lo cual, tampoco me gusta…

Así que siento, que toca currarse varias cosas y de lo único que tengo ganas, es de hacerme bicho bola.

Ainsss…

Mientras escribo esto, oigo como siguen volando macetas por fuera… XD

Salud ^^

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s