Mi historia

Mi historia VII

VII   Me pasé tres semanas en casa, sola.  Vi a mi madre dos o tres veces a lo sumo. Para que me trajera comida. Ahí se abrió otro agujero dentro de mi. Donde todo estaba ya roto, se rompió aún más y solo fue el principio. Los meses siguientes hasta agosto mi cuerpo no… Sigue leyendo Mi historia VII

Anuncios
Mi historia

Mi historia IV

 El trabajo hacía tiempo ya que no sólo no me llenaba sino que me sentía atrapada, un bucle diario sin posibilidad de mejorar condiciones ni aprender nada nuevo. La relación llegó como un soplo de aire fresco que durante un tiempo calmó ese agobio o al menos me entretuvo para no pensarlo. Aprovechando el subidón, me vine arriba y pensé en proseguir mis estudios, reduje la jornada laboral y volví a matricularme, pero cuando llegó el momento flaqueé, me caí, y la persona que estaba a mi lado no me tendió la mano, aprovechó que estaba ahí para hacerme sentir que no valía, que él era más grande que yo.